martes, 12 de junio de 2012

Equinodermos

¿Qué es un equinodermo?

Tienen un cuerpo espinoso y 5 partes su cuerpo son iguales. Caminan sobre cientos de pies en forma de tubo y llenos de agua sistema ambulacral. Si pierden una parte de su cuerpo le vuelve a crecer, Su esqueleto se componen de placas de calcio.
Equinodermo (del griego echinos, ‘espinas’, y derma, ‘piel’), que constituyen un filo de animales marinos, en el que se incluyen la estrella de mar, la ofiura, el erizo de mar, el dólar de arena, el lirio de mar y los pepinos de mar (holoturias o cohombros). Superficialmente suelen presentar una simetría radial pentámera y por lo general presentan unas expansiones de la pared del cuerpo denominadas pies ambulacrales. El nombre del filo hace referencia a su cubierta espinosa.

Aunque presentan simetría radial, derivan de antecesores bilaterales y sus larvas mantienen la simetría bilateral. Durante su desarrollo sufren una metamorfosis y originan un adulto radial.





Características
Un equinodermo típico, como la estrella de mar, tiene la boca rodeada por cinco brazos con diminutos pies tubulares o ambulacrales flexibles que el animal utiliza para sujetarse y moverse. Los equinodermos presentan un sistema de canales, denominado sistema o aparato acuífero, que utiliza la presión hidráulica para extender los pies ambulacrales. Algunos equinodermos, en especial las ofiuras, se arrastran o nadan moviendo los brazos. A menudo, como ocurre entre los erizos de mar, tienen hileras de pies ambulacrales a lo largo de la superficie corporal y carecen de brazos. Las espinas están bien desarrolladas en los erizos de mar. El esqueleto, compuesto de carbonato de calcio, puede representar una proporción significativa del cuerpo o, como ocurre en algunos pepinos de mar, puede estar muy reducido. El registro fósil muestra que el patrón de simetría pentagonal es una adquisición evolutiva tardía y las desviaciones del mismo son frecuentes. Estos animales tienen un aparato digestivo bien desarrollado, pero su sistema nervioso y su aparato circulatorio son sencillos. Los equinodermos se mueven con lentitud y carecen de pautas complejas de conducta.
Poseen sexos separados, aunque unas pocas especies son hermafroditas. La fecundación suele ser externa: óvulos y espermatozoides son expulsados al exterior y allí se produce la fecundación. Poseen una cierta capacidad de recuperación de las partes perdidas y así, por ejemplo, las ofiuras pueden desprenderse de alguno de sus brazos como modo de defensa.


Ecología
Los equinodermos son comunes en los fondos oceánicos a cualquier profundidad; en los mares profundos suele ser el grupo animal más abundante. Pueden ser herbívoros (la mayoría de los erizos de mar), alimentarse de pequeñas partículas (muchas ofiuras), o depredadores (la mayoría de las estrellas de mar). Las estrellas de mar y otras pocas especies constituyen plagas, sobre todo en los lechos de ostras. Los pepinos y los erizos de mar son comestibles.

Clasificación científica: los equinodermos componen el filo Equinodermos (Echinodermata). Los equinodermos vivientes suelen dividirse en dos subfilos. El subfilo Pelmatozoos (Pelmatozoa), pedunculados o sésiles, incluye una única clase con representantes vivos: la clase Crinoideos (Crinoidea), o lirios de mar, con 650 especies. El subfilo Eleuterozoos (Eleutherozoa), de vida libre, está formado por las siguientes clases: Concentricicloideos (Concentricycloidea), o margaritas de mar, con 2 especies; Holoturoideos (Holothuroidea), o pepinos de mar, con 900 especies; Equinoideos (Echinoidea), o erizos de mar y dólares de arena, con 850 especies; Asteroideos (Asteroidea), estrellas de mar, con unas 1.500 especies, y Ofiuroideos (Ophiuroidea), u ofiuras, con unas 2.000 especies. Con todo, muchos estudiosos fusionan las clases Asteroideos y Ofiuroideos en una clase única, Asterozoa (o Stelleroidea). En el registro fósil hay cerca de 20.000 especies extintas.



Evolución:
Los equinodermos poseen un amplio registro fósil. El equinodermo más antiguo aceptado universalmente procede del Cámbrico, hace unos 540 millones de años. Se acepta mayoritariamente, debido a la existencia de larvas con simetría bilateral, que los ancestros de los equinodermos fueron bilaterales con el celoma formado por tres regiones (trímeros).
Algunas hipótesis sostienen que la simetría pentarradial de los equinodermos apareció en un ancestro de movimiento libre y que los grupos sésiles derivaron varias veces de dicho ancestro. No obstante, este punto de vista no tiene en cuenta el significado de la simetría pentarradial como adaptación para un modo de vida sésil.
La hipótesis más tradicional es la que supone que el primer equinodermo fue sésil, y la simetría pentarradial fue una adaptación a este modo de vida; los equinodermos libres derivarían de tales formas fijas.

Los miembros de la extinta clase Homalozoa, habitualmente conocidos como carpoideos no poseían simetría pentarradial y se desconoce la estructura de su sistema ambulacral. Por otra parte, los representantes de la también extinta clase Helicoplacoidea poseían tres auténticos surcos ambulacrales y la boca dispuesta lateralmente.
La fijación al sustrato pudo haber sido seleccionada por la simetría pentarradial lo que pudo suponer el origen de los crinoideos. Los miembros de esta clase, junto con los extintos Cystoidea, estuvieron primitivamente fijados al sustrato por un pedúnculo aboral. Un ancestro que se tornó libre pudo dar lugar a los asteroideos, ofiuroideos, holoturoideos y equinoideos.

Partes:







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada